Una de las herramientas más importantes y que nos debe ocupar demasiado es la promoción. Que tiene como objetivos específicos el informar, persuadir y recordar a tu público objetivo sobre los productos que maneja tu empresa.

La estrategia de promoción, tiene el propósito de influir en la actitud y comportamiento del cliente o prospecto, utilizando herramientas como la publicidad, promoción de ventas, relaciones públicas, marketing directo y ventas personales.

01

Elementos que componen una estrategia de promoción.

Para lograr los objetivos de la promoción te puedes basar en herramientas como:

  • Publicidad: Anuncios de televisión, de radio, impresos, folletos, carteles, volantes, espectaculares, material audiovisual, internet, etc… 
  • Promoción de ventas: Sorteos, juegos, loterías, obsequios, muestreo, ferias, exhibiciones, demostraciones, cupones, financiamiento con tasa de interés baja, entre otras.
  • Eventos y experiencias: Visitas a fábricas o empresas, actividades al aire libre, exposiciones artísticas, eventos deportivos, etcétera.
  • Venta personal: Programas de incentivos, reuniones de venta, muestreo, ferias, el cuidado del embalaje para presentar un producto más atractivo.
  • Realizar una distribución eficaz del producto.
  • Marketing directo: Catálogo de productos, telemarketing, compras por internet, mensaje por correo electrónico, venta por TV y más…

Como te puedes dar cuenta, existen bastantes herramientas que puedes utilizar en la promoción, con el propósito de informar, persuadir y recordar sobre los productos que maneja tu empresa.

Cómo crear una estrategia de promoción.

Una vez que ya conoces la definición de promoción y las herramientas que puedes utilizar para tu estrategia, debes de tener en cuenta que tu objetivo es:

  • Aumentar tus ventas.
  • Atraer clientes.
  • Recuperar cartera.

Debido a la fuerte competencia que existe en el mercado, es necesario programar una estrategia fuerte para iniciar una campaña de promoción.

Para crear tu estrategia de promoción el personal involucrado deberá:

1.- Definir objetivos, demandas y agentes.

2.- Organizar las actividades que llevarán a cumplir los objetivos deseados.

La estrategia deberá tener objetivos específicos, mensurables, alcanzables y pertinentes en un plazo determinado.

Cómo elegir la mejor para tu negocio.

Al conocer la definición de promoción, el alcance, los objetivos y la manera de cómo crearla, permite darte cuenta del gran valor que tiene esta herramienta para tu empresa.

La promoción tiene como función establecer un canal de comunicación entre el cliente y el producto, con el propósito de cumplir objetivos específicos.

Al identificar los objetivos de tu empresa, los responsables de definir las acciones, serán los indicados en proveer la información adecuada para decidir la estrategia que más le convenga a la empresa.