Aunque la industria del retail se está transformando a medida que la tecnología cambia el panorama del consumidor, los objetivos principales de una estrategia de engagement sólida no han cambiado: entregar valor en el PDV y crear una experiencia de cliente única, haciendo uso de la creatividad y del diseño en tu marca.

El renacimiento de las tiendas de retail, después de años de disrupción digital y desafíos económicos, es posible si los retailers pueden competir con éxito por la atención de sus consumidores y, a cambio, ganar su negocio. Una forma de hacerlo es diseñar un entorno minorista digital y físico que capture la atención sobrecargada de los consumidores de hoy.

Para esto es importante conocer cómo se comportan de manera predecible los clientes de retail, por qué su comportamiento es importante y se puede influir en él con un diseño de un espacio bien pensado.

grupo-mc-tree
ACIERTOS DEL VISUAL MERCHANDISING

Algunas tiendas hacen uso de exhibiciones de productos de inmersión en toda la tienda con promotores y material POP. Esto aumenta la posibilidad de una compra impulsiva o no planeada. La intención del cliente podría haber sido comprar una lápiz labial, pero terminará saliendo con un tratamiento de belleza completo, por ejemplo.

¿Realmente necesitaba comprarlo? No, en realidad no. Pero estaba de buen humor, y el visual merchandising le hizo creer que el tratamiento de belleza, le ayudará a mejorar su rutina diaria de maquillaje, como a la promotora que le mostró el producto en la tienda retail.

¿Qué sucedió?, sencillo, la tienda departamental supo jugar con sus elementos, para que desde que el cliente pasó enfrente de ella sintiera la necesidad de entrar, una vez dentro, cada marca se dio a la tarea de transmitir felicidad al shopper para visualizarse con sus productos.

Estos elementos que mencionamos, casi siempre son los mismos 4 para el Visual Merchandising:

  • El espacio negociado en la tienda
  • Diseño del espacio
  • Los espacios de la competencia en la tienda
  • Exhibición del producto

El espacio como el diseño en la tienda consiste principalmente en asignarle un propósito a todo el espacio para que se pueda vender más y en mayor cantidad. A menudo, el diseño en la tienda contiene estos 4 elementos:

  • Espacio de venta
  • Espacio de merchandising
  • Espacio para el cliente
  • Espacio para el personal

Es importante crear un ambiente cómodo para que los clientes se sientan relajados y con ganas de pasar más tiempo en el punto de venta y comprar. Debe ser diseñado de tal manera que no se sienta un espacio angosto, ni se haga demasiada cola cuando se llene de gente.

Recuerda que  la forma de exhibir la mercancía generan 1 de cada 4 ventas y permiten que el cliente elija lo que desea sin la ayuda del personal. Usa accesorios para sostener la mercancía. Además de todo lo ya mencionado, existen otros elementos que ayudan a que tu visual merchandising sea exitoso, como:

  • El material POP
  • La iluminación
  • El color
  • Los promotores

ERRORES EN EL VISUAL MERCHANDISING

Estos son los principales errores en el visual merchandising
1.- Cantidad de productos
Se debe tener la cantidad de productos adecuada para que el consumidor no se sienta confundido por tanta oferta, ni tampoco desanimado por la poca selección. Para ello, lo más importante es enfocarse en el retorno que el producto genera por el espacio ocupado.

2. Confundir al consumidor
El espacio destinado a tu producto debe lucir acogedor, sin desorden y mucha claridad. Lo peor que puedes hacer es que el consumidor se sienta confundido ¡y que sólo quiera salir de la tienda lo más pronto posible!
3. Mala experiencia sensorial

El ambiente debe ser también acogedor. Las luces, la música, el aroma, y el sentido del gusto a través de demostraciones, atraen los sentidos de nuestros compradores.

El visual merchandising es el lenguaje que utilizas para comunicarte con tus clientes y en el entorno omnicanal actual también debe conectar con la experiencia de la marca en línea para proporcionar un aspecto uniforme entre la web, las redes sociales y la tienda física.

Al final, el objetivo es utilizar la creatividad para construir un entorno que estimule el deseo del consumidor de comprar lo que busca, así como los complementos que no sabía que necesitaba.