El mundo laboral ha sufrido cambios acelerados, que incrementaron con la presencia del COVID-19, obligando al mundo entero a adaptarse a una nueva realidad, limitando el contacto humano. Lo que se ha traducido para las empresas en un reto, pues han tenido que adaptarse y ofrecer a sus trabajadores algo más allá de un sueldo,  employee experience y engagement.

Pero iniciemos por explicar el significado de estos términos. El Employee experience, se refiere a un enfoque más holístico que el Employee Engagement, al involucrar todo el “journey” del colaborador, desde el momento inicial de su interacción con la empresa hasta el día en que se va.

Technology the Internet business and network concept. A young businessman overcomes an obstacle to success: Employee engagement

Technology the Internet business and network concept. A young businessman overcomes an obstacle to success: Employee engagement

¡El Employee Engagement es el objetivo final y el Employee Experience es el medio para lograrlo!

El pago no es el único criterio que atrae y retiene a las personas en un empleo. Los empleados quieren trabajos que se adapten a su estilo de vida, les brinden oportunidades para crecer y los conecten con un mayor significado y propósito. 

Las oportunidades de crecimiento, un ambiente laboral sano, compañerismo y supervisores que se preocupan por el bienestar de sus empleados, son interacciones positivas que se suman a un buen Employee Experience.

Cuando una empresa no toma en cuenta las necesidades de sus empleados, se crea un efecto dominó negativo alrededor de los pilares de la marca. Esto afecta a todas las áreas y va deteriorando lentamente el ambiente laboral. Por estas razones, muchos CEOs han comenzado a enfocarse en mejorar la experiencia de sus empleados.

El Employee Experience constituye todo el viaje que realiza una persona con su organización. Comenzando en las entrevistas previo a la contratación hasta interacciones posteriores a la salida. Entonces, ¿qué tiene eso que ver con el compromiso de los empleados? ¿Y cómo encaja todo eso en el ciclo de vida de los empleados?

Compromiso con el ciclo de vida del empleado

De todas las interacciones que un empleado tiene con su empleador, Gallup identifica tres etapas críticas que tienen la mayor influencia en las percepciones de un empleado sobre su organización: compromiso, ejecución y desarrollo.

El compromiso.

El compromiso no es un evento, un programa de incentivos o un beneficio divertido. Estar comprometido en el trabajo depende de un ambiente laboral sano y se crea a través de las relaciones positivas.

Los gerentes desempeñan un papel central en lo que respecta al compromiso de los empleados. De hecho, el 70% de la variación se debe al gerente.

Con la capacitación adecuada, los gerentes pueden brindar las conversaciones, el reconocimiento y la retroalimentación que impulsen el compromiso del empleado. Lo que a su vez genera una experiencia positiva al trabajador.

Hoy en día, muchos trabajadores están insatisfechos con la poca atención de las empresas en relación a sus necesidades básicas. Las organizaciones altamente comprometidas tienen una ventaja cuando pueden obtener mucho más de sus trabajadores.

En Grupo McTree, estamos preocupados por generar un employee engagement, que se refleje en ventas para nuestros clientes, por lo que nuestros colaboradores no solo están capacitados para representar a tu marca en el punto de venta, también tienen todo un employee experience que los convierte en los mejores embajadores en el retail.